Gatos protegidos del calor

endanea-mascotas-proteger-calor-gato

Para que este verano protejas a tu gato del calor, debes tener muy presentes estos tres términos: hidratación, cepillado y control.

La hidratación:
La hidratación es importante durante todo el año, pero cobra especial relevancia en los meses más calurosos. Los gatos, por lo general tienden a beber menos agua de la que necesitan, por eso es importante que los animemos a que lo hagan más a menudo.

¿Cómo hacerlo?
Ofrécele agua en más espacios del hogar.
Postres o premios sabrosos que contenga agua o sean líquidos.Latas y comida húmeda con mayor frecuencia.

gato-verano

 

 

 

 

 

Cepillados refrescantes
El pelo de nuestro gato es un manto protector, no solo para mantenerles calientes sino para evitar el exceso de calor, su pelaje les ayuda a controlar la temperatura corporal, es por eso que no se recomienda (salvo que el veterinario así lo te lo indique) córtales demasiado el pelo o rasurarles.

Por el contrario la acumulación de pelo tampoco es recomendable, ya que el pelo muerto, en exceso, evita que correcto funcionamiento del propio pelaje, dejando de regular correctamente la temperatura. ¿Qué hacer? lo ideal es realizar cepillados diarios para eliminar el pelo muerto, esto debe ser especialmente rutinario en los gatos de mayor pelaje, siempre desenredado bien los nudos.

gato-verano

 

 

 

 

 

El control
Los gatos son muy susceptibles a sufrir golpes de calor, es por eso que el control y la observación son fundamentales. Evita no exponerlo al sol, hidrátarlo bien, cepíllalo, y si aun así observas los siguientes síntomas, acude inmediatamente a tu veterinario de confianza:
– Jedemos más continuos o exagerados de lo normal.
– Lengua especialmente enrojecida.
– Saliva densa o espesa.