La ansiedad por separación

endanea-mascotas-ansiedad-perro

Tras la vuelta de las vacaciones la ansiedad por separación puede aparecer en nuestra mascota si la hemos dejado en casa de un familiar o un hotel para perros y ha pasado algunos días lejos de nosotros.

El miedo a la soledad puede generar estrés y ansiedad en nuestra mascota. La consecuencia más relevante suele ser un cambio en su comportamiento habitual, podemos observar sintamos como: aumento de ladridos, aullidos, conductas destructivas, hiperactividad… Suelen aparecer por ese sentimiento de soledad, avandono o incertidumbre ante el regreso del dueño.

En este caso, la asociación es muy importante. Muchos adiestradores tratan estas conductas con técnicas sencillas pero que resultan muy eficaces. Debes enseñar a tu mascota a estar solo, para eso, realiza “simulacros” de salidas a menudo. Empieza dejándolo solo durante unos minutos y ve aumentando en tiempo progresivamente. Con el tiempo, la confianza de tu mascota aumentará y perderá en miedo a quedarse solo. Si cuando sales de casa, realizar acciones cotidianas como ponerte los zapatos, un abrigo o coger las llaves del coche, realiza estas acciones sin efectuar la salida, de este modo, tu mascota dejará de asociarlos con tu marcha y el momento de la salida será más relajada.

Habitualmente, la ansiedad causada por la separación se manifiesta unos 20min después de la salida, es importante que el perro no asocie los gestos cotidianos con tu marcha, siempre que puedas, intenta dejar a tu perro relajado. Los juguetes para perro pueden ser un buen aliado. Si juegas con él a menudo y lo dejas jugando cuando te marchas el perro se quedará más tranquilo y cansado. Evita jugar con él solo cuando te marches, porque de este modo volverán las asociaciones. Un surtido de juegos ayudará a que el perro se entretenga durante los primero 20 minutos más difíciles, si en ese periodo se mantiene tranquilo y relajado, aguantará bien tu ausencia.

ansiedad-perros
ansiedad-perros